Como si aprendieras a andar en bicicleta

Tal vez no sea fácil dejar de fumar, pero seguro que habrá valido la pena. Con concentración y equilibrio puedes lograr lo que te propongas.

En muchos sentidos, puedes considerar el hecho de dejar de fumar como algo nuevo, por ejemplo, como si aprendieras a andar en bicicleta. Sencillamente, uno no se monta en una bicicleta por primera vez y sale a toda velocidad por la pista.

Alguien tiene que enseñarte cómo funciona y qué hacer para mantener el equilibrio. Al principio, se necesita una ayuda adicional, además de una bicicleta del tamaño y diseño adecuados. También es necesario practicar para guardar el equilibrio.

Es probable que te caigas algunas veces. Esto forma parte del proceso de aprendizaje y con cada caída aprenderás un poco más. Lo mismo sucede con dejar de fumar: cuanto más lo intentes, más aprenderás en tu camino hacia el éxito.

Al principio, puede que necesites alguna ayuda adicional. Hablar con otras personas que hayan pasado por esta experiencia podría resultarle muy útil, ya que podrán decirte qué les funcionó y darte algunos consejos.

Al igual que aprender a andar en bicicleta, caerse no significa fracasar. En muchos sentidos, dejar de fumar significa aprender algo nuevo: cómo convertirse en no fumador. Sé paciente contigo mismo y conviértete en tu mejor aliado para lograr el éxito.

Dejar de fumar puede parecerse mucho a andar en bicicleta. Se necesita práctica y concentración durante el aprendizaje, pero, con el tiempo, te alegrarás de haberlo hecho.

EMPIEZA HOY TU NUEVA VIDA LIBRE DE CIGARRO

ENCUENTRA NIQUITIN AQUÍ