Haz un cambio doblemente positivo

Adoptar un hábito saludable para dejar de fumar significa realizar dos cambios positivos a la vez, lo que también podría ayudarte.

Dejar de fumar puede ser difícil, pero intenta no pensar en ello como en una renuncia. Por el contrario, estarás iniciando algo positivo y entrando en una nueva y emocionante etapa de tu vida. Podrías estar cambiando el tabaco por algo que sea mejor para ti, que te ayude a centrarte y que represente ese gran cambio a mejor. Además, estar liberándote de algo negativo le dará más valor a tu decisión de dejar de fumar.

Hidrátate más

Desarrollar un hábito nuevo puede ser tan sencillo como beber más líquido durante todo el día. Esto mantendrá tu cuerpo hidratado, mejorará tu piel y controlará tu apetito. Es un hábito saludable a tener en cuenta, porque es barato (o incluso gratis) y reporta grandes beneficios para la salud. Si deseas acrecentar el sabor, puedes preparar un té de hierbas.

Alimentación saludable

¿Por qué no aprovechar para mejorar un poco tu dieta? En lugar de estar picando alimentos poco saludables, ¿por qué no optar por fruta, verdura o barritas de cereales que te proporcionarán energía, vitaminas y minerales? Los snacks de frutos secos o semillas son excelentes para la salud y te mantienen las manos ocupadas. También podrías mejorar tus comidas principales – compra un libro de recetas para preparar algo nuevo, incluye más frutas y verduras frescas en tu compra semanal y trata de alimentarte adecuadamente siempre que puedas.

Manténte activo

La mayoría de la gente sabe que el ejercicio es bueno para el organismo – ayuda a perder peso, aumenta la esperanza de vida e incluso previene enfermedades. También se ha demostrado que mejora la capacidad mental. A medida que mejores tu salud, dejar de fumar te resultará más fácil y más divertido. Intenta caminar o correr tan solo durante media hora, varias veces a la semana. Otra opción excelente es la natación o los deportes de equipo. Da lo mismo el deporte que elijas – futbol, basquetbol o baile – lo importante es que lo practiques.

Piense que cualquiera que sea el hábito saludable que elija para dejar de fumar, representará un gran avance. Al igual que fumar formaba una parte importante de su vida pasada, los nuevos hábitos formarán una parte importante de su vida presente y futura. Recuerde el cambio enormemente positivo que acaba de hacer y saque el mayor partido de esa decisión.

Sustituir el tabaco por un hábito saludable hace que con un sólo cambio se consigan dos cambios positivos, lo que además podría ayudarte a centrar tus esfuerzos en el objetivo.

EMPIEZA HOY TU NUEVA VIDA LIBRE DE CIGARRO